Carta a Andrés

Querido Andrés, compañero;

Esta madrugada previa al sábado de gloria, me ha despertado un sueño en el que aceptabas una reunión con Fidel Castro (quien sin duda es el padre de las luchas emancipadoras de Nuestra América), antes de este encuentro, por azares del destino yo podía acercarme a decirte algunas palabras: “que bueno que aceptaste la reunión, porque para quienes además de seguir en la lucha que tú encabezas, reivindicamos al movimiento libertador de América Latina, tú eres un referente histórico igual que Salvador Allende, Hugo Chávez, Evo Morales, Cristina Fernández y tantos próceres, lograron dejar profunda huella en el pensamiento de Nuestra América; pero que además era una reunión histórica porque (como has de saber) las revoluciones y movimientos anti imperialistas ocurridos en la región, han tenido mucho más vínculo en México con el PRI, que con las izquierdas”.

Qué lástima que todo quedó en un sueño y en un deseo que seguro no es sólo mío, sino de todo un sector de militantes de MORENA; qué lastima Andrés, compañero, porque efectivamente, la cercanía con estos movimientos, habría sido una manera de reivindicar lo que Héctor Díaz-Polanco llama el más grande movimiento de izquierda en la historia nacional, como uno de esos movimientos emancipadores de la Patria Grande.

Pero también es una lástima porque con tu persona y tu deslinde incluso en el lecho de muerte del Comandante Hugo Chávez, quedó claro el papel que ejercen los medios de comunicación sobre las personas, incluso sobre las más preparadas como tú, cuando se trata de pisotear el legado de otras personas. Imagina, si tú mismo creíste el descrédito que sopesaba contra Hugo, ¿cuánta gente no creerá, a pesar de tus esfuerzos, que eres un peligro para México?

Hoy tras la muerte del compañero Hugo, nadie puede negar que fue un demócrata como pocos, que fue un tipo ocupado auténticamente por el bienestar social y sobre todo por el bienestar de las personas más desposeídas.

Es muy complejo explicar a quienes se solidarizan con las luchas de otros países y no militan en MORENA, nuestra decisión de participar en MORENA y nuestro apoyo a aquellas luchas, un poco por tu postura o las posturas más radicales de quienes integran Despierta México que incluso llegaron a comparar a Chávez con Peña, y otro poco porque algunas de esas personas lejanas a MORENA, no superan el paradigma del Mesías cuya palabra es totalidad incuestionable.

Supongo que la tarea de vinculación con aquellos movimientos, nos tocará a las nuevas generaciones que creemos que en un país tan cercano al imperio y de la trascendencia de México, que puede inclinar la balanza en muchos aspectos entre los dos grandes paradigmas económicos que hoy dividen al continente, es mejor que la izquierda tenga una postura contundente, que no beligerante, a ser una voz más social pero similar a la del viejo régimen.

Con afecto,

Eder Guevara.

Advertisements

Daltónico

A veces despierto más daltónico que de costumbre

Como tú
Roque Dalton

Yo como tú
amo el amor,
la vida,
el dulce encanto de las cosas
el paisaje celeste de los días de enero.

También mi sangre bulle
y río por los ojos
que han conocido el brote de las lágrimas.
Creo que el mundo es bello,
que la poesía es como el pan,
de todos.

Y que mis venas no terminan en mí,
sino en la sangre unánime
de los que luchan por la vida,
el amor,
las cosas,
el paisaje y el pan,
la poesía de todos.

Más que una reivindicación, un compromiso

20130320-021201.jpg

El pasado lunes 18 de marzo, en el marco del aniversario de la Expropiación Petrolera por parte del General Lázaro Cárdenas y en vísperas de una intentona más de la derecha por entregar a privados la ganancia del petróleo; se llevó a cabo un mitin convocado por el Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), en el que además de dar un posicionamiento en contra de la privatización, se presentaron un gran número de brigadas que tendrán como misión principal defender PEMEX.

Frente a este escenario, un grupo de camaradas y yo decidimos crear una brigada que no se limitara a difundir el asunto del “oro negro”, si no que fuera más allá. Decidimos crear la Brigada Bolivariana en Defensa del Petróleo y en Contra del Neoliberalismo.

Esta decisión parte de una serie de convicciones del colectivo, pero no está exenta de controversia, algunas personas se han extrañado y hasta molestado porque Andrés Manuel, principal líder de MORENA, en todo momento ha marcado distancia con los principales dirigentes del movimiento bolivariano, sobre todo con el Comandante Hugo Chávez. A continuación enunciaré algunas de las razones y motivaciones que nos condujeron a tomar ésta decisión:

1. Aunque Andrés Manuel es el principal dirigente del MORENA, la organización se ha proclamado democrática, por lo cual es válido que exista pluralidad en el pensamiento, y así como hay liberales y nacionalistas, y gente que como AMLO nunca han estado cercanas/os al proceso bolivariano, habemos otras/os (no pocas/os), que sí lo estamos y lo reivindicamos desde antes incluso, de que Andrés Manuel emergiera como el gran dirigente que hoy es. Esta reivindicación y convicción en nada choca con los estatutos de MORENA.

2. La agenda anti neoliberal, anti imperialista y a favor de una forma económica distinta al capitalismo, es parte fundamental del colectivo Generación Progresista, enarbolar la bandera de Nuestra América, es una de las prioridades nuestra y lo haremos en cada espacio en el que haya un(a) militante de nuestro colectivo. La doble militancia en MORENA no está prohibida, siempre y cuando claro, no sea en otro partido donde se milite y la otra organización no contravenga los estatutos de MORENA.

3. Para nosotras/os es fundamental hermanar las luchas emancipatorias de todo el mundo, con nuestros esfuerzos desde las izquierdas mexicanas, por derrocar al capital.

4. Mientras no logremos arribar al poder e impulsar nuestra visión del mundo, hay dos tareas fundamentales, para nosotras/os: frenar todo intento de la derecha de profundizar el proyecto neoliberal; e impulsar un proceso abierto, franco y respetuoso de debate entre las organizaciones de izquierda, de manera que podamos encontrar la mayor cantidad de convergencias posible.

Fortalecer una postura ideológica que frente a los ojos de la ciudadanía se diferencie claramente de la derecha y se distinga por su carácter democrático, eficiente en el ejercicio del poder y capaz de resolver los problemas del país, depende de que estas dos tareas se lleven a cabo.

5. Todo debate deberá sustentarse con trabajo en las calles, no se trata sólo de convencernos entre nosotras/os, sino sobre todo, salir y sumar nuevas voluntades al rededor de los consensos que ya existen.

6. Los temas de la Brigada Bolivariana no son sólo los relacionados a las reformas regresivas que impulsan el PRI y sus aliados, son temas fundamentales también, la lucha contra el neoliberalismo y por lo tanto a favor de construir una forma distinta de relaciones sociales y económicas. Poner como ejemplo y espejo los procesos que en América Latina suceden ahora mismo, es una manera efectiva de demostrarle a la población que un mundo mejor es tan viable como necesario.

7. Nuestra brigada, como dijimos al principio, se enmarca en la convocatoria que hace MORENA, no obstante serán bienvenidas todas las personas que coincidan en la necesidad de frenar las reformas del mal llamado pacto por México, y sobre todo en la urgente necesidad de construir las condiciones para que la izquierda llegue al poder.

8. Siguiendo el paradigma del Socialismo del Siglo XXI del Comandante Hugo Chávez, y la tradición marxista de Nuestra América, que ha pugnado desde Mariátegui hasta el Dr. Héctor Díaz-Polanco, pasando por tantas/os filósofas/os y luchadoras/es sociales que han dedicado su vida a ello; reivindicamos nuestro derecho a encontrar el camino “A la Mexicana” para construir un sistema donde el centro y prioridad sean las personas y no el capital.

En breve daremos a conocer nuestras primeras acciones y materiales con que saldremos a la calle a hacer lo que nos corresponde. No está demás aclarar que todas nuestras acciones son y serán pacíficas, nuestro reto es arribar al poder a través de las mayorías y la razón.

La Brigada Bolivariana en Defensa del Petróleo y en Contra del Neoliberalismo, no sólo reconoce a Andrés Manuel López Obrador como el dirigente más importante de las izquierdas de al menos la última década; también reivindicamos las causas, aunque no necesariamente las vías, de las/os Zapatistas y NeoZapatistas, de las/os Jaramillistas, de la Liga Comunista 23 de septiembre, Lucio Cabañas, Genaro Vázquez, las Comunidades Eclesiales de Base y de toda persona que ha dedicado su vida a construir un mundo más humano, con justicia, dignidad e igualdad para todas y todos. No somos poseedores ni dueños de verdad alguna, solo buscamos contribuir con ideas, trabajo y una pizca de alegría a la causa de todas y todos.

Que la verdad sea el camino

De: http://www.pagina12.com.ar
que la VERDAD sea el camino……sera el momento???

Los cristianos laicos que empezaron la polémica respondieron a la Iglesia. Consideran que la posición oficial de la curia es ambigua.
La polémica por el papel de la Iglesia durante la última dictadura militar continúa. Primero fue un documento de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), donde la cúpula de la curia reiteró su pedido de perdón por el rol de “algunos de sus integrantes” y se propuso “un estudio más completo de los acontecimientos” de esos años. La carta de los obispos, titulada “Carta al pueblo de Dios: la fe en Jesucristo nos mueve a la verdad, la justicia y la paz”, renovó la polémica y generó respuestas tanto del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres como del grupo Cristianos para el Tercer Milenio. La polémica empezó con otra carta, escrita por este último grupo, formado por 300 laicos, que pide investigar la participación de miembros de la institución en la dictadura, luego de declaraciones realizadas por el ex dictador Jorge Rafael Videla, en las que dijo que la Iglesia consintió las violaciones a los derechos humanos.
“No podemos ni queremos eludir la responsabilidad de avanzar en el conocimiento de esa verdad dolorosa y comprometedora para todos”, señalaron desde el CEA en la carta, al tiempo que afirman sentirse “comprometidos a promover un estudio más completo de esos acontecimientos, a fin de seguir buscando la verdad, en la certeza de que ella nos hará libres”. En ese comunicado, el Episcopado pidió a “quienes tengan datos sobre el paradero de niños robados, o conozcan lugares de sepultura clandestina, que se reconozcan moralmente obligados a acudir a las autoridades pertinentes”.
“Conocemos los sufrimientos y reclamos de la Iglesia por tantos desaparecidos, torturados, ejecutados sin juicio, niños quitados a sus madres, a causa del terrorismo de Estado. Como también sabemos de la muerte y desolación causadas por la violencia guerrillera”, agregaron, adhiriendo a la llamada teoría de los dos demonios.
La misiva despertó varias respuestas. En un documento firmado por Juan Carlos Baigorri, Marcelo Ciaramella, Roberto Murall y Eduardo de la Serna, todos miembros del secretariado de Curas en la Opción por los Pobres, señalaron que “no se entiende el tibio y limitado pedido de perdón de 2000 si realmente creen que hicieron todo lo debido y necesario. No se entiende el silencio de los nombres de nuestros mártires desaparecidos, asesinados o torturados, como el obispo Enrique Angelelli, Carlos de Dios Murias, Gabriel Longueville, Carlos Bustos, Pablo Gazzarri, Mauricio Silva, Orlando Yorio, Francisco Jálics, Wenceslao Pedernera, Alice Domon, Léonie Duquet, y tantos otros, si el supuesto pedido de perdón se pretende serio y responsable”. (Ver aparte.)
El ex embajador argentino en Uruguay, Hernán Patiño Mayer, es uno de los miembros más activos de Cristianos para el Tercer Milenio. En el comunicado que habían difundido a la prensa, desde ese grupo pedían a la Iglesia que “hagan cesar el público pecado de escándalo que se configura hoy, cuando un criminal convicto y confeso de delitos de lesa humanidad, sin arrepentirse ni manifestar voluntad alguna de reparación de las atrocidades cometidas, tiene acceso al sacramento de la Eucaristía”, en alusión a Videla.
También señalan que “no sólo exhorten, sino que exijan a los capellanes militares y de las fuerzas de seguridad, sacerdotes, religiosos, religiosas y cristianos en general que brinden toda la información que tengan sobre los menores secuestrados, o sobre el destino de los desaparecidos”.
Luego de la respuesta de la CEA, el grupo coordinado por Mayer y otras personalidades emitió un nuevo comunicado en el que señalan cuatro puntos fundamentales:
“Somos conscientes”, dicen en el primer punto, “de que la Carta –aunque no lo diga expresamente– es una forma de reconocer la validez de las cuestiones planteadas en nuestro Documento. Rescatamos también la claridad con que afirma que es necesario poner empeño en la búsqueda de la verdad. Valoramos ambos aspectos como señales que posibilitarían un diálogo que consideramos urgente y necesario”.
En segundo lugar, señalan que ese propósito “aparece empañado por una serie de ambigüedades y omisiones”. Quizá por ser fruto de una prolongada discusión, la Carta parece privilegiar la “unidad formal e institucional por encima de la fidelidad a la palabra y la vocación profética. Esto no es nuevo, pero en otros tiempos hubo pastores que expresaron públicamente sus disidencias y actuaron en consecuencia, constituyéndose en faro de esperanza para el Pueblo de Dios. Nuestro agradecido recuerdo a los obispos Angelelli, Ponce de León, Novak, De Nevares, Hesayne y otros. Confiamos en que lo mismo vuelva a ocurrir en las actuales circunstancias”.
En tercer lugar, vuelven a pedir tres medidas que consideran fundamentales:
–Hacer cesar “el público pecado de escándalo que se configura hoy, cuando un criminal convicto y confeso de delitos de lesa humanidad, sin arrepentirse ni manifestar voluntad alguna de reparación de las atrocidades cometidas, tiene acceso al sacramento de la Eucaristía”.
–Que no sólo “exhorten sino que exijan a los capellanes militares y de las fuerzas de seguridad, sacerdotes, religiosos, religiosas y cristianos en general que brinden toda la información que tengan sobre los menores secuestrados, o sobre el destino de los desaparecidos. Ayudarán así a poner fin a la tortura moral de las abuelas o, al menos, a devolver a las familias la mínima paz del destino conocido”.
–Que se abran “los archivos de la Conferencia Episcopal (Asamblea Plenaria, Comisión Permanente, Comisión Ejecutiva) Obispado Castrense y Capellanías de las FF.SS., a quienes quieran investigar”.
Por último, y luego de agradecer la solidaridad de los curas en opción por los pobres, el comunicado plantea que, como como parte de la búsqueda de “verdad, reconocimiento, arrepentimiento y reparación a la que felizmente se comprometieron”, los obispos puedan “dar pronta respuesta a estos reclamos y hagan cesar situaciones escandalosas que confunden y debilitan al pueblo peregrino del que formamos parte”.
Documento
“Una respuesta pobre e insuficiente”
Las declaraciones del genocida Videla”, dice el documento del Grupo de Curas en la Opción por los Pobres, “fueron bastante más allá del reconocimiento de una connivencia entre la conducción facciosa del Estado y la cúpula eclesiástica. Connivencia que no rechazaríamos tan livianamente como afirma mons. Arancedo, pero que supone muchas otras instancias que no son tenidas en cuenta en el documento”. Allí están, dijeron desde su página web, “los discursos de mons. Bonamín, mons. Plaza, mons. Tortolo (presidente de la CEA, elegido por sus ‘hermanos’, por si hiciera falta recordarlo), por nombrar sólo los más emblemáticos. Aunque la lista podría fácilmente prolongarse en bastantes nombres más”.
Además de calificar de “pobre” e “insuficiente” la respuesta de la CEA, los curas dicen que “debemos confesar que nos escandaliza que ante la sociedad parezca que usar preservativo sea más grave que la tortura; que el sexo prematrimonial sea más grave que violar mujeres detenidas-desaparecidas; que engendrar hijos fuera del sacramento del matrimonio sea más grave que apropiarse de niños después de tirar al mar a sus padres; que la homosexualidad es una enfermedad perversa y más grave que ser un torturador o presenciar con sadismo y complicidad sesiones de tortura; que el aborto de una mujer angustiada en su situación de embarazo no deseado o provocado sea tenido por genocidio y como algo mucho más grave que arrojar personas vivas al mar, atadas, dopadas y secuestradas”.

20130317-183153.jpg

El Papa Latinoamericano, una decisión paradigmática en medio de la crisis capitalista

¿Qué dirían Ignacio Ellacuría, Óscar Arnulfo Romero, Camilo Torres o Sergio Méndez Arceo, de la elección de Jorge Bergoglio de origen Jesuita y Argentino, como nuevo líder máximo de la Iglesia Católica Apostólica Romana? ¿Qué pensarían las monjas jesuitas perseguidas y asesinadas por haber transitado por la opción preferencial por los pobres, de que sea uno de los pocos jesuitas latinoamericanos que no eligió ese rumbo, la principal figura de la iglesia hoy?

Contemporáneo de quienes defendieron la Teología de la Liberación, a Bergoglio, se le acusa de haber puesto el dedo sobre sus hermanas y hermanos jesuitas de la argentina fascista de su tocayo el General Jorge Videla, dictador que ocasionó una de las etapas más sangrientas de América Latina.

Videla no sólo perseguía a las y los militantes de la disidencia, también a sus familiares, luego a sus amigos y amigas, el objetivo era no dejar rastro alguno de resistencia y a través del miedo, desincentivar toda posible oposición; también se caracterizó por haber secuestrado a las hijas e hijos recién nacidas/os de las personas desaparecidas; todo ello con la complicidad del nuevo Papa.

La gran interrogante es ¿por qué elegir a este sujeto como el primer papa no europeo? Había otras opciones como el Papa Africano y el Norteamericano, pero fue precisamente al argentino, justo en un momento en que las izquierdas latinoamericanas tienen más fuerza que nunca, las y los gobernantes de izquierda, aunque con diferencias ideológicas, tienen un bloque claramente antiimperialista sólido; donde llega democráticamente un gobierno de izquierda, aumenta el nivel de vida de la población y disminuye proporcionalmente la influencia de los Estados Unidos.

En estos países la derecha no ha sido capaz de desplazar a la izquierda por la vía democrática.

En contraste, los neoliberales en la región no solo pierden presencia y credibilidad, sino que carecen de personajes emblemáticos que puedan hacer sombra a Lula, Cristina, Hugo, Evo, Rafael, Mujica, y ni decir de Fidel Castro.

El 70% de la feligresía católica vive en América Latina, la Iglesia no necesitaba a un Papa suramericano para reafirmar su presencia, el imperialismo sí, pero para que sirviera al interés de los países del “primer mundo”, este papa no sólo debía ser suramericano, tambien debía ser fascista.

Esta elección lejos de ser un acto de justicia para el martirologio latinoamericano, es una afrenta, pues no sólo no es la reivindicación de quienes, fieles a su fe cristiana, dieron la vida por la humanidad, sino que es un movimiento injerencista, que viene con la intención de crear el efecto de Wojtyla en la Polonia socialista.

El Papa Francisco, no es un jesuita, es un traidor de jesuitas, no es un Papa humilde, es un papa populista, no es un papa latinoamericano, es un papa contrarrevolucionario.

Seguro, como lo hizo Juan Pablo II, hablará de los atroces crímenes del neoliberalismo, abrazará a la gente más pobre, posará en alguna favela, pero en su actuar, como en la década de los 70, servirá a los intereses más mezquinos y crueles.

¿Por qué no darle el beneficio de la duda? Preguntan voces bien intencionadas; con los antecedentes de la institución y del personaje en cuestión sería un absurdo error.

Qué lejos estamos de aquella iglesia que reivindica al Jesús histórico que dio su vida por las personas más pobres y pugnó en todo momento por construir el reino de los cielos en la tierra, qué lejos está la institución que protege pederastas y genocidas, de la utopía, de lo sagrado, del evangelio del mundo nuevo del que nos hablan Pedro Casaldáldiga y Leonardo Boff.

De acuerdo a testimonios, un día llegó Óscar Arnulfo Romero al Vaticano para atender el citatorio de Juan Pablo II, básicamente éste sólo le advirtió que debía hacer las pases con la oligarquía del Salvador, dejar de cuestionar las atrocidades del ejército y mantener un perfil bajo, o de lo contrario él ya no podría protegerlo. Al salir de esta reunión, Óscar, reconocido por la feligresía como el Santo Patrono de América, sabía que sus días estaban contados.

Sobre los cien días más recientes de los últimos treinta años y el cambio de paradigmas.

Estamos cumpliendo los primeros cien días de un nuevo gobierno impuesto, marcado de origen por la corrupción y el desprecio a la población, no ha tardado nada en confirmar lo que ya sabíamos: el de Peña es un gobierno de continuidad del proyecto neoliberal que inició hace poco más de treinta años, de hecho le ha dado continuidad a algunas de las reformas que inició uno de sus padrinos políticos Carlos Salinas de Gortari.

El domingo pasado estuve de invitado en el programa Sin Filtro, el tema fue precisamente el de los cien días, y aunque fue un debate muy respetuoso y plural, hubo temas que se quedaron en el papel, una hora no bastó. Antes de entrar en materia tengo la obligación moral de decir que el titular y los panelistas del programa se portaron a la altura, al estar ahí e intercambiar puntos de vista con ellos me di cuenta que sus posturas no son acríticas y que sobre todo están muy sustentadas, más allá de que en varias no coincidimos. En fin, agradezco la invitación de Genaro Lozano y Antonio Attolini.

En el debate hablé sobre la farsa que desde mi perspectiva es el llamado Pacto Por México, debería llamarse Pacto para entregar lo último que queda de México o algo así, dicho pacto cumple funciones muy específicas, a saber:

* Es un producto comercial, busca otorgar un poco de legitimidad a Peña luego de tan controversial forma de llegar a la Presidencia.

* Es en realidad un acuerdo entre el ejecutivo y las cúpulas del PAN y el PRD que definieron en lo oscurito sus mutuas prioridades a través de las cuales curarse en salud y claro, poder disfrutar así de los privilegios de tener una relación colaboracionista con el ejecutivo federal.

* Es el mecanismo a través del cual podrán justificar todas las reformas regresivas que les permitan profundizar en el modelo neoliberal como ya lo vimos con la educativa, y como pronto veremos con las reformas energética y fiscal en las que abrirán la inversión a privados y gravarán alimentos y medicinas respectivamente.

* Mecanismo con el cual buscan también el regreso del modelo centralista autoritario que tanto le acomoda al PRI, con medidas como la eliminación del fuero para el poder legislativo; la intención de crear un solo código penal y un sólo instituto electoral para todos los estados; y la reforma al Artículo 29 Constitucional que se refiere a la instauración del estado de excepción.

Entre otras medidas del pacto, está la evidentemente populista, cruzada contra el hambre, que básicamente plantea entregar alimento a personas en condiciones de pobreza alimentaria, esta cruzada ha dejado fuera a más de 200 municipios que tienen 50% o más habitantes con desnutrición y en cambio atiende a municipios y delegaciones en el DF que tienen en promedio un millón de habitantes; o sea que están utilizando, políticamente las condiciones de miseria de la población.

Sobre el tema de seguridad, debe alarmarnos que la estrategia es la misma que usó Calderón y los resultados obviamente no cambian, en este periodo en México ha habido ya tres mil asesinatos violentos y el pacto propone la creación de una Gendarmería Nacional, que es la formalización del ejército y la marina en las calles con un mando civil. En total serían 8500 militares y 1500 marinos en la calle.

Hay que destacar que desde que Calderón sacó al ejército a las calles para “combatir el narco”, las denuncias recibidas por la CNDH por casos de tortura del ejército, aumentó en un 425%.

Medidas fuera del supuesto pacto, como la de “austeridad” que entre mucha verborrea básicamente dice dos cosas: que Peña reduce $9 000 pesos a su sueldo que es de casi $200 000 (ya con el descuento), y que el recurso ahorrado por las secretarías federales al no comprarse autos de lujo, lo podrán usar las dependencias mismas en lo que consideren prioritario, es decir que no hay un plan global al que se destinen las limosnas que se ahorrará el ejecutivo.

En resumen tenemos frente a nuestros ojos un gobierno cuyo objetivo es establecer un estadío de miseria para la población de las clases bajas, reduciendo la capacidad adquisitiva de quienes aún tienen un mínimo de capacidad adquisitiva y generando mecanismos de dependencia de la población en situación de extrema pobreza.

Continuar con el sistema neoliberal implica continuar con el hambre, la miseria y con el saqueo del país, la resistencia hoy se tiene que articular en un amplio frente popular que se oponga al neoliberalismo y al autoritarismo, de no hacerlo nos esperan varios años más de oscuridad y muerte.

Volviendo al asunto del IVA a alimentos y medicinas llama poderosamente mi atención la frivolidad de los argumentos de la derecha, dicen que como los ricos compran más alimentos, al aumentar el IVA que hasta hoy tiene tasa cero en alimentos y medicina, garantiza que pagarán impuestos. Es decir que lejos de hacer una reforma fiscal bajo el principio de la equidad (que pague más quien más tiene) y que garantice que todo mundo cumplirá con su obligación, éstos prefieren afectar la capacidad adquisitiva de la clase media en peligro de extinción y profundizar en la miseria y el hambre de más del 50% de la población que vive en condiciones de pobreza.

En contraste con esa posición de los neoliberales que ponen en el centro al capital y en última instancia les importa un comino cuantas personas mueren de inanición, recibimos este marzo con la terrible noticia de la muerte del Comandante Hugo Chávez quien en Venezuela, en poco más de una década, logró cosas que la derecha venezolana había hecho jamás: redujo la pobreza extrema del 40% al 7%; eliminó el analfabetismo; construyó 13 000 hospitales; de acuerdo al índice de GINI, la desigualdad se redujo en un punto, situándose en 0.4068, el más bajo de toda América Latina. En otras palabras Chávez y la Revolución Bolivariana, pusieron el acento en la comunidad.

La sensibilidad de un gobierno se mide a partir de sus prioridades, y para los neoliberales da igual cuanta gente muera de hambre siempre y cuando las cifras macroeconómicas se mantengan estables, en este mundo si hay algo anacrónico y que va en contra de la humanidad y el planeta mismo, es el capitalismo que en estos momentos se encuentra en su etapa neoliberal.