Carta Urgente a las Juventudes Mexicanas *

¿Qué les queda por probar a l@s jóvenes?……También les queda no decir amén

no dejar que les maten el amor

recuperar el habla y la utopía

ser jóvenes sin prisa y con memoria

situarse en una historia que es la suya

no convertirse en viejos prematuros…

Mario Benedetti

De acuerdo con datos de la CONABIO (Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad), México es considerado un país “megadiverso”, ya que posee casi el 70% de la diversidad mundial de especies y ecosistemas que van desde lo más alto de las montañas hasta los mares profundos, pasando por desiertos y arrecifes de coral, bosques nublados y lagunas costeras; lo anterior le brinda la oportunidad de aprovechar semejante riqueza para alcanzar sus objetivos de desarrollo, sobre todo si se considera además la diversidad pluricultural y el gran capital humano histórico que representa la cantidad de jóvenes que somos.

Todo este capital humano y biológico sumado a la voluntad de la población, nos permitiría soñar en un México con un alto nivel de desarrollo, con igualdad de oportunidades para todas/os, con un futuro para la población; no obstante, todas esas ventajas han sido derrochadas en incontables ocasiones por la derecha que nos gobierna; es lamentable y frustrante porque cada ecosistema es una oportunidad de desarrollo sustentable, que permitiría que las comunidades más marginadas tuvieran opciones de desarrollo sin tener que migrar, además de que se frenaría el alarmante deterioro ambiental.

Pensar como estas autoridades nos marginan, asesinan, nos expulsan del país, nos ponen a pelear guerras ajenas, sin opciones de desarrollo y pretenden matarnos los sueños, arrebatarnos las esperanzas, todo para seguirse beneficiando, porque en esta crisis si un sector no ha perdido nada es la oligarquía que son menos de 100 familias que poseen más del 90% de la riqueza en el país y claro, sus empleados en la política.

Hoy, ante la emergencia nacional, lo que se necesita es un programa nacional sólido, que refuerce la soberanía política y alimentaria, que fomente la participación ciudadana, establezca mecanismos de exigibilidad, genere empleos y proteja al desposeído; un programa con un gobierno discreto, austero, transparente, delgado en su burocracia pero eficaz en el cumplimiento de sus funciones, que combata a los monopolios y la corrupción por igual. Necesitamos que el Estado garantice el pleno ejercicio de los derechos humanos de todas y todos, y que se establezca el desarrollo sustentable como política transversal.

En cambio, esta oligarquía nos ofrece figuras de portada de revista, con prepotencia se presentan como si fueran innovadores agentes del cambio, envían mensajes de subordinación a los Estados Unidos, dejan claro que su apuesta es por continuar con el estado de excepción, se alejan de la población pobre porque nos temen y entonces nos criminalizan, nos señalan y nos relegan lo suficiente para que estemos lejos de ellas/os y no tanto pues quieren nuestro voto. En una alianza clara con los monopolios naturalmente abusivos, y donde sigan gobernando Elba Esther, Salinas de Gortari, y esas familias de las que ya hablamos, muestran un rostro supuestamente conciliador, avalado por un sector que se ha servido del voto popular hacia el movimiento progresista, pero que lo traiciona cada que puede, firman un supuesto pacto por México, pero sin incluir los intereses de la población mexicana.

Esta clase política, (que es la mayoría de la clase política organizada en el sistema de partidos), le apuesta a nuestro olvido, a que seamos indiferentes, a que vivamos en la ignorancia, y nos dan pésimo circo y casi nada de pan.

En México y en todo el mundo, así es como siempre han operado los antidemocráticos, si pueden te cooptan, sino te silencian, y jamás dan opción a que levantes la voz, pero sí hay quienes han levantado y levantan la voz, y de esos grupos te quiero contar:

Las organizaciones que en México buscan cambios reales en el país no son pocas, unas son más grandes que otras, algunas se enfocan al rollo del medio ambiente, como asociaciones civiles como la de Alternativas y su programa llamado Agua para Siempre, o el colectivo nacional Sin Maíz no Hay País, así mismo las organizaciones campesinas y/o comunitarias protectoras de los recursos naturales locales.

En otro rubro se encuentran organizaciones no gubernamentales como el Centro de Derechos Humanos Agustín Pro, Amnistía Internacional, Elige (Red de Jóvenes por los Derechos Sexuales y Reproductivos) o Católicas por el Derecho a Decidir, entre otras, que son organizaciones defensoras de los Derechos Humanos.

También están los colectivos miembros del Movimiento Yo Soy 132 que, empujados por su entusiasmo han sido los más creativos y pujantes de los últimos días, también los más golpeados por el sistema político; y los colectivos adherentes de la Otra Campaña y/o al Movimiento Zapatista, que ha vuelto a salir a la luz a compartirnos los avances de más de una década de construcción comunitaria.

También, y porque los medios de comunicación masivos son parte de la misma oligarquía) existen medios alternativos de comunicación, encabezados por el diario La Jornada, la Revista Proceso, la Revista Contra Línea, El Chamuco, o las radios por internet como Radio la Nueva República, Radio Pacheco, Radio Zapote, el Santuario, RadioAMLO, Radio Chinelo, Revolución 3.0, entre muchas otras.

En la misma trinchera política de quienes buscan modificar las cosas para que todas y todos podamos acceder a un México digno, justo y equitativo está la organización más grande del país, con más de 4 millones de adherentes que es el Movimiento de Regeneración Nacional, un esfuerzo colectivo en el que participan intelectuales como René Drucker, Héctor Díaz-Polanco, Rosario Ibarra de Piedra, Armando Bartra, Arnaldo Córdova, Laura Esquivel, Paco Ignacio Taibo II, Elena Poniatowska, Víctor Manuel Toledo, entre muchas/os otras/os activistas, intelectuales y militantes. Hoy MORENA está en busca de su registro como partido político y a partir del 8 de enero comenzará su campaña de afiliación.

Con gran entusiasmo y muchas ideas, ha surgido Generación Progresista, una organización (en la que milito), integrada en su mayoría por las generaciones nacidas bajo el yugo del neoliberalismo y que se plantea construir un programa político a 40 años alternativo al capitalismo que garantice el acceso a una vida digna para las grandes mayorías. En Generación Progresista nos proponemos sumar sin estigma, todas las formas posibles de participación política de la izquierda pacífica, desde compañeras/os que militan en alguno de los cuatro partidos políticos existentes (incluyendo ya a MORENA), hasta a quienes lo hacemos desde las organizaciones de la sociedad civil.

Estas son algunas de las organizaciones que trabajan cotidianamente por un Mundo donde quepan todos los mundos de manera solidaria, igualitaria y con justicia.

Solo faltan dos cosas:

Que estas organizaciones encuentren sus puntos de convergencia, que son los más y los prioricen sobre los puntos de divergencia para avanzar y construir. Porque “la Solidaridad es la Ternura de los Pueblos” sí, pero también es la fortaleza de los Movimientos Sociales.

Y la pieza más importante, la que nos ha atorado porque no está, la que de seguir ausente hace impensable cualquier revolución: TÚ porque estos caminos a contracorriente necesitan de tu inteligencia, de tu entusiasmo, de tus sueños y esperanzas.

Ellos, los que nos gobiernan, nos han querido robar el futuro, nos pretenden asesinar la esperanza, buscan enajenar nuestros cuerpos, quieren apropiarse de nuestro país. No lo permitamos. Sería imperdonable que habiendo más de 30 millones de jóvenes en México, no hagamos nada por mejorar las condiciones de vida nuestras y de los que vienen después de nosotras/os, porque los reales “nini” son los que no tienen Ni esperanzas Ni utopías.

Te estamos esperando, sin ti nada va a cambiar.

Agradezco el consejo de Isabel Nájera @brujacosmika para la redacción de este artículo.

—————

*A principios del mes de octubre del 2011 escribí este artículo que se publicó originalmente en Revista Emet y ha sido uno de los más difundidos en redes sociales. Hoy es, creo yo, aún más vigente y por ello hago esta reedición.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s