Ponencia del Partido Comunista de Israel

Abajo el imperialismo!! – Viva el socialismo!!

Presentada por:
Dr. Ofer Cassif, Buro Politico de CPI
Hendiya Sghayer, Central Committee de CPI

Queridos camaradas y amigos,

En nombre del Partido Comunista de Israel, saludo a todos los partidos
de izquierda, compañeras y compañeros, aqui presentes. Saludos
especiales a nuestro anfitrión, el PT. También deseo aprovechar esta
oportunidad y enviar nuestros saludos al pueblo de Venezuela y al
camrada presidente Nicolás Maduro, quienes en este momento estan en
las primeras filas de la lucha mundial contra el imperialismo y por la
autodeterminacion de los pueblos. Además, permítanme expresarles
nuestros mejores deseos a Salvador Sánchez Cerén, el nuevo presidente
electo de El Salvador y al pueblo de El Salvador en general y a sus
representantes nacionales aquí presentes por su gran victoria.

Queridos camaradas,

A medida que el imperialismo, como el capitalismo, invade donde puede
y empuja las masas sistemáticamente a una mayor pobreza y peor aún,
cuando el chovinismo, la xenofobia y el antisemitismo, que sirven a
los intereses del capitalismo y el imperialismo, están en el máximo de
su esplendor como consecuencia de la pobreza y otros problemas – es
nuestra obligación el unir fuerzas y luchar contra esos enemigos
comunes a todos nosotros.

La situación en el estado de Israel, así como en los territorios
ocupados palestinos, es grave. En lo que se refiere a la ocupación, la
colonización israelí de los territorios procede bajo el auspicio de
EE.UU. y su apoyo financiero y político, y además se hace cada vez más
profunda y más cruel. Los recursos naturales como el agua y la tierra
son robados regularmente por las autoridades sionistas israelíes a
favor de los colonos judíos, la libertad de movimiento, culto y de
reunión de los palestinos son estrictamente limitados; manifestantes
pacíficos son a menudo arrestados, golpeados y en ocasiones incluso
baleados; árboles, campos y otras propiedades de los palestinos son
quemados y dañados a diario por los colonos judíos, mientras que los
soldados israelíes y otros funcionarios ignoran el vandalismo fascista.

Los niveles de pobreza y desempleo en los territorios palestinos
también son significativos, sobre todo debido al bloqueo israelí sobre
Gaza y a las restricciones que el gobierno de Israel impone a la
economía palestina en Cisjordania y Jerusalén Oriental (por ejemplo,
la prevención masiva de trabajadores palestinos a trabajar dentro del
estado de Israel). PCBS (Oficina Central de Estadística de Palestina)
informa que el 25.7% de los palestinos viven en la pobreza, y casi una
cuarta parte de los jóvenes palestinos están clasificados como pobres.
La tasa de pobreza es más alta en la Franja de Gaza con un 38%
viviendo en la pobreza, en comparación con 18.3% en la Ribera
Occidental. Alrededor del 33% de los jóvenes palestinos están
desempleados y la tasa de desempleo más alta es entre los jóvenes con
educación superior (casi la mitad de todos los graduados están
desempleados). Las autoridades israelíes también llevan a cabo, en
varias ocasiones, detenciones arbitrarias y demolición de viviendas,
adicionalmente, con frecuencia acosan a las organizaciones de
derechos humanos (por ejemplo, Addameer).

El régimen colonial brutal que los gobiernos sionistas israelíes han
estado manteniendo durante décadas en los territorios ocupados
palestinos, viene acompañado de una política de capitalismo feroz y
racismo dentro del mismo estado de Israel. Israel tiene uno de los
niveles de pobreza más altos de la OCDE, uno de los más altos niveles
de desigualdad y uno de los niveles escolares más bajos.

Según la Oficina Central de Estadísticas de Israel, un tercio de los
israelíes están en riesgo de caer bajo el umbral de pobreza, mientras
que, no menos del 40 % de los niños israelíes se encuentran en riesgo
de pobreza. La estadística muestra un aumento del 5 % durante la
década a partir de 2001 – el aumento más drástico en comparación con
la Unión Europea, sin contar Alemania y Suecia. El Centro Taub para
Estudios de Asuntos Sociales en Israel encontró que el 21% de los
ancianos en Israel vive por debajo del umbral de la pobreza, incluso
después de recibir asistencia social. Un reciente informe de la OCDE
muestra que Israel se ha convertido en el país más pobres de todos los
países desarrollados, por así decirlo, y el quinto en lo que respecta
a la brecha entre ricos y pobres – sólo después de Chile, México,
Turquía y EE.UU. De hecho, la verdadera situación en Israel es
incluso mucho peor – dado que las definiciones de la pobreza, de las
diferencias de ingresos y otras que se implementan son los utilizados
por la OCDE y la Oficina Central de Estadísticas de Israel (por
ejemplo el coeficiente de Gini) que son bastante sesgadas y subestiman
los verdaderos hechos con el fin de presentar una mejor imagen al
servicio de las clases dominantes y sus gobiernos burgueses.

Estaría de más agregar que la situación socioeconómica en Israel es un
subproducto directo de la política neo-conservadora de los gobiernos
israelíes, al menos en la última década. Otro resultado de esa
política, al parecer, uno intencional, son las circunstancias
socioeconómicas de los ciudadanos árabe-palestinos de Israel, que
constituyen más del 20% de la ciudadanía en general. Las tasas de
desempleo y pobreza entre ellos es el más alto. Según el informe de
Adalah, más de la mitad de las familias árabes en Israel viven en
situación de pobreza, además, de las 40 ciudades en Israel con mayores
tasas de desempleo, 36 de ellas son ciudades árabes.

La población más desfavorecida en Israel son los beduinos árabe
palestinos de Al Naqab. No sólo que es la población más pobre, con el
menor acceso a la atención sanitaria, la educación y otros servicios
sociales, sino que, una gran parte de sus comunidades viven en pueblos
históricos que los gobiernos de Israel se niegan sistemáticamente a
reconocer y suministrar con bienes elementales como agua corriente y
electricidad. Por otra parte, hace unos meses, el parlamento israelí
(Knesset) promulgó la infame Ley Prawer que estipula la confiscación
de 800.000 dunas de tierra en Al Naqab y la expulsión de más de
50.000 beduinos de su residencia natal. Este plan inhumano también
dará lugar a la demolición de 35 aldeas árabes históricas que los
gobiernos de Israel se niegan continuamente a reconocer, y van a
limitar al 30% de los beduinos árabes en Al Naqab a un 1% de la
tierra. Debido a nuestra continua lucha en contra de este plan, el
gobierno israelí decidió ponerlo en espera, pero su fantasma todavía
se cierne sobre los beduinos árabes de Al Naqab y puede ser revivida
en un futuro cercano.

En los últimos años, los gobiernos capitalistas sionistas de Israel
han estado librando una guerra de carácter fascista contra los restos
de la democracia burguesa que aún existe en Israel. Una secuencia de
medidas gubernamentales fueron impuestas con el objetivo de abolir la
independencia de los tribunales, limitar la libertad de prensa,
fortalecer la persecución de los solicitantes de asilo y de los
refugiados (sobre todo de África), reprimir el derecho de huelga, y
restringir la sociedad civil – básicamente las organizaciones de
derechos humanos y grupos de izquierda. Así, por ejemplo, el “Proyecto
de Ley para la prevención de daños al Estado de Israel por medio de
boicot ” que fue promulgada en julio de 2011 establece que “Toda
persona que publica un llamado público de boicot al Estado de Israel
y su contenido, y que las circunstancias racionalmente muestran puede
provocar un boicot, y que el autor del llamado es consciente de esta
posibilidad – está cometiendo un ilícito civil bajo la ley de Tort
[nueva versión]. La racista ” Ley de Tierras de Israel (enmienda 3 )”
, en rigor desde abril de 2011 dicta que” los extranjeros” no tendrán
derecho a la tierra, es decir, un derecho de propiedad o un derecho de
arrendamiento de la tierra por períodos que suman más de cinco años .
Según la ley, extranjeros son aquellos que no tiene “derecho a emigrar
a Israel bajo la Ley del Retorno,” es decir, los no-Judíos.

Hace dos semanas el gobierno ultraderechista de Netanyahu logró la
aprobación de otras leyes antidemocráticas, de las cuales, debido a
la falta de tiempo, me gustaría mencionar sólo una, es decir, el
aumento del umbral de votos necesarios para poder acceder al Knesset.
Si hasta ahora cada partido que obtuvo el 2% de la votación total fue
garantizada su representación en el Knesset, ahora se requiere el 3.25%.

Teóricamente, no debería haber ningún problema en el fondo con dicho
requisito. Sin embargo, en el caso de Israel, donde el 20% de la
población es árabe- palestino, quienes están divididos, como cualquier
pueblo, en sectores de derecha y de izquierda, laicos y religiosos,
proletariado y burguesía – el nuevo umbral fácilmente puede significar
la exclusión de los árabes del parlamento, y así evitar que la
población árabe tenga su representación en el mismo. Es cierto que los
diferentes partidos árabes pueden unirse a pesar de sus diferencias,
pero esto, en nuestra opinión, como el Partido Comunista de Israel, es
erróneo: sólo una alianza judío-árabe basada en criterios clasistas
(ejemplificada por el PCI) es a la vez ideológicamente deseable y
políticamente útil en la necesaria lucha contra el colonialismo
sionista y el racismo. Y, de hecho, parece que el objetivo principal
de dicha iniciativa legislativa es, ante todo, para eliminar cualquier
posibilidad de una alianza entre los árabes y los judíos; por eso la
necesidad de fortalecer el legado capitalista y sionista de “divide y
vencerás” sobre la clase obrera binacional israelí.

Reinvindicamos el internacionalismo proletario y la fraternidad de los
pueblos contra todo tipo de racismo y odio nacional. Nuestra oposicion
al sionismo no tiene nada que ver con el antisemitismo, o sea, el odio
al pueblo judio. Nuestro analisis del mundo se basa en criterios de
clase y un conocimiento de como funciona el sistema capitalista, y por
lo tanto rechazamos tejantamente la idea erronea y reaccionaria de
que el problema se reduce a una supuesta conspiracion judia para
dominar al mundo. De igual forma, por un lado, no tenemos el mas
minimo deseo de minimizar o negar el holocausto nazi y por el otro,
rechazamos la utilizacion del holocausto nazi como pretexto para
justificar la opresion del pueblo palestino.

Los argumentos antisemitas perjudican la causa palestina y sirven para
unir los obreros judios israelies con el sionismo. Por fortuna, la
abrumadora mayoria de las organizaciones palestinas, sobre todo las
corrientes de izquierda, rechazan el antisemitismo y extienden la mano
de amistad a la poblacion israeli.

Amigos!

Como marxistas-leninistas, sabemos que la realidad debe ser analizada
como una totalidad. De hecho, los elementos antes mencionados están
dialécticamente interrelacionados y juntos constituyen un todo: una
totalidad del entretejido del capitalismo con el colonialismo sionista
y racismo. En el caso de los gobiernos de Israel y de las clases
dominantes, el sionismo y la política del miedo se utilizan
regularmente con el fin de dividir a la clase obrera y los sectores
explotados en su conjunto y gobiernan por medio del pánico y la
intimidación. Así, en lugar de dirigir su ira contra sus explotadores
y opresores, las masas israelíes (especialmente los judíos) son
alentados por esas fuerzas dominantes para apuntar su ira y
frustración hacia los árabes, los refugiados y otros “forasteros”. Por
cierto, ese es el camino que tenemos tomar para analizar el
entusiasmo con que Netanyahu describe a Irán como el archienemigo de
la humanidad: el miedo a él y a sus aliados sirve mejor que cualquier
paz o compromiso, ni que hablar de la justicia o la democracia.

Si hasta ahora el cuadro que pinté fue bastante sombrío, me gustaría
concluir con cierto optimismo. El filósofo Voltaire dijo que la
historia de la humanidad se compone de todas las enfermedades,
crímenes, desastres y la locura. Voltaire podría haber estado en lo
cierto, pero sus palabras representan sólo la mitad de la realidad, y
la otra mitad sería la lucha contra esas enfermedades, crímenes,
desastres y contra la locura. Liderados por la asociación árabe -
judía de la CPI y Hadash (Frente Democrático por la Paz y la
Igualdad), las malas conductas mencionadas y criminalidades cometidos
por los gobiernos sionistas y sus aliados siempre encuentran objeción
pública, donde y cuando hay un mal comportamiento, nosotros nos
oponemos a ella con toda la fuerza posible. En nombre de la CPI , me
gustaría hacer un llamamiento a que apoyen nuestra lucha contra la
ocupación, contra el racismo sionista y la injusticia, por la
verdadera democracia y el socialismo en Israel, y para el
establecimiento de un Estado palestino verdaderamente independiente y
soberano en los territorios ocupados por Israel en junio de 1967, con
Jerusalén Oriental como su capital.

Abajo el imperialismo, el capitalismo y el racismo!! – Viva el socialismo!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s